Decoración de Interiores
Tener un mobiliario rústico 2021

Tener un mobiliario rústico 2021

Cómo recrear un mobiliario rústico, moderno o más tradicional, para dar a las habitaciones un ambiente auténtico y genuino, sin renunciar al diseño.

El mobiliario rústico es un estilo que combina modernidad y tradición. Se refiere al ambiente verde y apacible del campo, poniendo el acento en el concepto de “crudo”, entendido como “inacabado”, sinónimo de autenticidad atemporal.

Elegir un mobiliario rústico moderno, por tanto, significa montar un hogar confortable, cálido y totalmente funcional, prefiriendo colores y materiales que recuerden el mundo rural y muestren los signos del tiempo.

Aquí hay algunos detalles y consejos para amueblar tu hogar con un estilo rústico moderno, desde materiales hasta elementos de decoración.

Materiales y colores para muebles rústicos

El mobiliario rústico, precisamente porque se caracteriza por el uso de materiales naturales, es muy adecuado para casas ubicadas en el campo o en la montaña. Jugando con los detalles, sin embargo, también es posible adoptarlo para un hogar en la ciudad: usar muebles envejecidos, dar un aspecto más informal a las habitaciones y encontrar la combinación adecuada entre elementos de decoración crudos y modernos son las reglas fundamentales para amueblar cualquier tipología de casa estilo rustico.

Los materiales que distinguen el mobiliario rústico son la madera, la piedra y el hierro. La madera es la protagonista indiscutible para muebles, suelos y paredes, tanto en versión cruda como trabajada, ya que se adapta a cualquier ambiente y da mayor autenticidad a través de sus vetas e imperfecciones.

Combina a la perfección con la piedra natural, otro elemento imprescindible para el mobiliario rústico: el mármol, la pizarra, la cuarcita y el pórfido son los principales tipos preferidos para paredes o suelos, para combinar con una posible chimenea. Finalmente, el hierro forjado agrega un toque extra de rústico cuando se usa en algunos accesorios de decoración como apliques, candelabros, chucherías y esculturas.

En cuanto a los colores, sin embargo, debemos evitar los fríos. Se prefieren las tonalidades cálidas como las diferentes tonalidades de crema y gris tórtola, o colores pastel y tonalidades de tonalidades terrosas. Para aquellos que quieran centrarse en la creación de ambientes luminosos, el blanco es la solución ideal, pero los tonos más brillantes también son aceptables para paredes y complementos de decoración para dar una pizca de vivacidad a los ambientes, como el naranja, el rojo y el verde.

La madera, la piedra y el hierro son los materiales principales para un mobiliario rústico moderno y tradicional.

Mobiliario rústico moderno: que detalles a considerar

Como se mencionó anteriormente, los muebles rústicos también son adecuados para hogares que adoptan un estilo más moderno y contemporáneo. La diferencia de un mueble rústico moderno frente a uno tradicional radica en los materiales utilizados sobre todo para los complementos de decoración de tamaño pequeño o mediano.

Por ejemplo, si estás luchando con la renovación de pisos y azulejos modernos para darle un toque de estilo rústico, es recomendable que prefieras muebles hechos de abeto, mango, con ángulos rectos y formas geométricas bien definidas.