Decoración de Interiores
Hogar con estilo: Vintage en casa

Hogar con estilo: Vintage en casa

Es esencial prestar atención a los detalles e identificar las coordenadas adecuadas para tu propio estilo. En mi casa reinan los contrastes, los colores y el diseño. Sin embargo, si tuviera un lugar nuevo para amueblar, probablemente optaría por declinaciones vintage, perfectas para darle al entorno un toque personal, capaz de contar la historia de la vida y de las generaciones pasadas.

Vintage es una de las principales tendencias de este año tanto en ropa como en diseño de mosaico para cocina. Insertar elementos retro en un proyecto de restyling es una opción de moda, capaz de dar vida a ambientes con un estilo ecléctico y refinado, pero también lleno de vida y calidez. Antes de iniciar el restyling y sumergirse en un verdadero viaje en el tiempo, es mejor seguir dos consejos:

El estilo vintage debe tener sus años de referencia

Combinar varias épocas corre el riesgo de crear ambientes caóticos y alejados de la armonía.

No te excedas

Céntrate en determinadas estancias, jugando con los detalles, los pequeños objetos y utensilios, los colores, los muebles y el papel pintado.

Piensa en los colores como la piedra angular: déjate inspirar por los matices desaturados y déjate guiar por ellos en la elección del mobiliario.

El blanco y el negro son los colores favoritos para recrear una atmósfera de los años 20; los colores suaves, que van del rosa al verde claro pasando por el azul, son ideales para volver a conectar con la década de 1950. Los colores brillantes, en cambio, como el naranja, el fucsia o los bloques de colores, actúan como una “máquina del tiempo” para devolver la imaginación a los mágicos años 70.

Juega con las épocas

Junto a los colores, juega con los elementos icónicos de las distintas épocas y encontrarás la receta perfecta para interpretar los diferentes estilos de los últimos años.

En una cocina vintage no pueden faltar elementos de cobre o servicios de porcelanato antiguo, aparadores de madera, o una nevera con colores pastel y formas redondeadas, quizás combinada con suelos a cuadros y taburetes altos, para colocar en una mesa alta, rigurosamente en madera recuperada, ideal para recrear un escenario perfecto de los 50.

En la sala de estar, deja espacio para radios antiguas, tocadiscos, sillones de terciopelo y pufs de colores. El estilo de los años 60 y 70 no puede prescindir del papel pintado con motivos ópticos combinados con alfombras grandes y acogedoras: los modelos con bloques de colores y formas geométricas son un must.

Pop art en la decoración

Combínalos con cuadros que reflejen a los grandes alquimistas del pop art y lo vintage. Pon el pin en el vinilo (¡o inicia el Juke Box!). Bailar descalzo en este entorno tendrá una música completamente diferente. Si eres un amante de los años 20, en cambio, vuelve a ponerlos de moda con una barra de esquina encantadora: será el toque refinado que faltaba.

En el dormitorio, la perfecta reproducción del estilo retro pasa por la elección de revestimientos y decoraciones, que amueblan con una elegancia esencial. Si quieres abrazar el Art Deco con toda su carga ecléctica evocadora, puedes decorar las paredes con papel tapiz on motivos geométricos o inspirarte en la sugerente belleza de la naturaleza.

Tags :