Baño
Aprende a elegir azulejos para baños

Aprende a elegir azulejos para baños

Elegir azulejos es una de las tareas más importantes de un cambio de imagen. Por lo tanto, en la decisión sobre la compra de azulejos para baños debes tener en cuenta una serie de factores, como el estilo de decoración que más agrada a los residentes y el nivel de ventilación de la habitación.

Los acabados de baño más comunes son los cerámicos. Pero también pueden ser baldosas de porcelana, cementosas o tabletas de vidrio. Independientemente del tipo, es fundamental comprobar si el material sigue las normas técnicas vigentes y está indicado para zonas húmedas, como la caja. Además, la instalación debe ser realizada por profesionales cualificados para que el resultado permanezca durante mucho tiempo, aunque también lo puedes realizar tu.

Para ayudarte a tomar las mejores decisiones en esta área, te explicamos en este post la importancia de los revestimientos y te presentamos consejos sobre cómo elegir el azulejo del baño. ¡Seguir!

¿Por qué invertir en azulejos para baños?

Los azulejos no solo constituyen la base para la decoración del baño, sino que también son un fuerte aliado en la protección contra los efectos de la humedad en la estructura de la obra. Así, los azulejos forman una barrera física y evitan la proliferación de hongos y bacterias que pueden causar alergias y problemas respiratorios a los residentes de la casa.

Aprende a elegir azulejos para baños

Además, las placas tienen una durabilidad muy alta y son fáciles de mantener. Se pueden instalar en todo el baño, incluido el techo, o solo en áreas donde el contacto con el agua y el vapor es más intenso.

¿Cómo elegir azulejos de baño?

Hay tantas opciones de pisos en el mercado hoy en día que puede parecer difícil elegir el ideal para tu baño. Pero no tiene por qué ser así. ¡Así que echa un vistazo a nuestros consejos antes de ir de compras!

Comienza con el área de cobertura

Atrás quedó el tiempo en que el patrón era cubrir todo el baño. Actualmente, arquitectos e ingenieros indican aplicar azulejos en toda la zona solo en el caso de baños que se encuentren en el centro de la planta del inmueble, sin ventilación natural o con poca luz.

Si no tienes problemas con la ventilación y la iluminación, puedes optar por instalar revestimientos solo dentro de la caja y en el fregadero, que son áreas en contacto constante con el agua. En el resto, se puede aplicar pintura epoxi o acrílico lavable; en este caso, el mantenimiento debe hacerse periódicamente para evitar la proliferación de moho.

Establecer el tamaño de las piezas

Cuanto mayor sea el tamaño de las baldosas, menos lechada se requerirá. Por un lado, esto facilita la limpieza y el mantenimiento. Por otro lado, sin embargo, las piezas deben cortarse para terminar la cobertura, y esto puede comprometer el aspecto de los baños pequeños, especialmente.

Por lo tanto, el primer paso es tomar las medidas de la habitación y elegir partes proporcionales. Una forma de asegurar la menor pérdida de material es dividir la mayor medida del entorno por dos hasta que alcance una dimensión que se comercialice.

Para saber la cantidad que se debe comprar, calcula el área total que recibirá el piso: multiplica el ancho de cada pared del baño por la altura del ambiente y resta el área de puertas y ventanas. Se recomienda sumar entre un 5% y un 10% de margen de error. El material debe comprarse de inmediato para evitar diferencias de lote.

Aprende a elegir azulejos para baños

El efecto de los colores

Establece el tamaño de las piezas, es hora de pensar en los colores. Para baños más compactos, el azulejo blanco es siempre una opción clásica y minimalista. Como la luz se refleja bien, este revestimiento ayuda a agrandar la habitación. Para aquellos que quieren atreverse más sin tener que apostar por colores fuertes, existen varias variedades de relieves. ¡El efecto es muy interesante!

Por otro lado, los azulejos de estañas oscuras son una opción interesante para baños grandes, lo que resulta en una decoración moderna e íntima. Los acabados coloridos y estampados son una opción divertida y creativa, especialmente para los baños infantiles.