Tipos de pisos para cocina


Con tantos colores, materiales y acabados de azulejos de cocina disponibles, puede resultar abrumador reducir su elección a uno. Los materiales populares de pisos para cocina incluyen:

  • Baldosa de mármol
  • Baldosa de porcelana
  • Baldosa de pizarra

Estas ideas de pisos para cocina sirven mejor por su durabilidad, fácil limpieza y bajo costo. Una excepción son las baldosas de mármol real, que pueden resultar caras. Una forma de lograr el aspecto de baldosas de lujo como el mármol es conseguir baldosas de porcelana para el piso de la cocina con un acabado de imitación de mármol. Los azulejos de porcelana, así como todos los demás azulejos mencionados anteriormente, vienen en una gran variedad de colores, formas, tamaños y patrones.

Ventajas de pisos de azulejos de cocina

Una ventaja importante de la mayoría de los tipos de baldosas para pisos de cocina es que son resistentes a las manchas. Sin embargo, las baldosas de mármol poroso se manchan fácilmente si los derrames no se limpian rápidamente. Las baldosas selladas y la boquilla también son resistentes al agua, lo que las convierte en una excelente opción para la cocina.

Asimismo, los azulejos son resistentes a los arañazos, perfectos para hogares con mascotas y cocinas con mucho tráfico peatonal. Y siempre que se utilicen boquillas y selladores no tóxicos, los pisos de baldosas son excelentes para las personas alérgicas, ya que se pueden limpiar fácilmente.

Desventajas de los pisos para cocina de azulejos

El diseño de las baldosas de cocina rara vez es un factor limitante con las baldosas, pero hay desventajas en el piso. Hace frío bajo los pies, proporciona una superficie dura para caminar y no ofrece aislamiento acústico. Es poco probable que los vasos o platos que se caigan al piso de baldosas sobrevivan y el eco puede ser un problema en una cocina espaciosa a menos que se utilicen alfombras.

Por el lado positivo, las baldosas son perfectas para su instalación sobre un sistema de calefacción por suelo radiante, que puede ser una inversión inteligente si el presupuesto lo permite. Además, los acabados brillantes pueden ser resbaladizos, una preocupación en las cocinas donde los pisos mojados pueden provocar accidentes por resbalones y caídas. Pregunte a su distribuidor sobre productos más nuevos diseñados con superficies antideslizantes o hable con su instalador sobre la aplicación de aditivos antideslizantes en la parte superior de su piso.

Instalación de pisos para cocina de baldosas

Los pisos de baldosas de cocina pueden ser difíciles de instalar incluso para los aficionados al bricolaje experimentados, ya que el proceso requiere una sierra especial para cortar piezas que se ajusten a los gabinetes o esquinas. También puede resultar difícil darle a la boquilla un aspecto uniforme y profesional. Los diferentes tipos de baldosas, como baldosas de mosaico para cocina o baldosas de vidrio para cocina, tienen diferentes requisitos de instalación, por lo que, si planea instalar su piso usted mismo, es importante que hable con su distribuidor y se informe sobre el material que ha elegido.

Más recientemente, las baldosas encajables han llegado al mercado. Estas piezas entrelazadas están diseñadas para ayudar a los propietarios a crear un piso de apariencia profesional. No todos los materiales están disponibles en esta construcción, pero hay opciones que consisten en cerámica real adherida a la base entrelazada. Aunque todavía se requieren algunos cortes alrededor de los accesorios, la instalación sin pegamento, las piezas de borde precortadas y la variedad de tamaños de baldosas reducen gran parte de la molestia de la instalación.

Cómo limpiar pisos de baldosas

Las baldosas son generalmente fáciles de mantener y requieren un barrido de rutina y un trapeador húmedo según sea necesario. Algunos tipos de baldosas, incluido el mármol, necesitan un sellado regular para protegerlos de las manchas. La boquilla puede ser un poco más difícil de mantener limpia y es probable que se decolore con el tiempo. Aunque los azulejos son muy duraderos, pueden agrietarse o astillarse si se deja caer algo pesado sobre ellos. Este daño es difícil de reparar y casi siempre requiere de un profesional.

Related posts