Recámaras
Dormitorio luminoso y acogedor

Dormitorio luminoso y acogedor

El dormitorio debe ser un espacio acogedor y luminoso, dentro del cual puedas relajarte por completo.

Pero ¿Cuáles son los detalles que no deben pasarse por alto para que este lugar sea realmente cómodo?

¡Aquí tienes seis consejos prácticos para la decoración de cuartos en tendencia, que puedes poner en práctica de inmediato para disfrutar de tu dormitorio!

  1. La cabecera integrada

Crear un cabecero integrado es una de esas intervenciones que pueden ayudarte a definir mejor un espacio, caracterizándolo según tus gustos. Con este detalle decorativo, el dormitorio resultará más armonioso, ya que este elemento se fusiona por completo con la pared, haciéndola discreta y muy cómoda.

Para darle al dormitorio un aspecto más refinado, puedes optar por un cabecero de madera que se extienda a lo largo de toda la pared.

  1. Un armario empotrado

Colocar demasiados accesorios de decoración dentro del dormitorio puede resultar desagradable a la vista y también bastante incómodo. Para superar este problema, si es posible, es bueno hacer un armario empotrado, que es una parte integral de la habitación.

Con esta práctica solución tendrás mucho espacio para guardar tu ropa y la habitación estará más ordenada.

  1. No descuides la elección de colores.

La elección del color es muy importante para garantizar un buen descanso. Generalmente se prefieren los tonos neutros y los tonos fríos, porque transmiten calma y tranquilidad. Una paleta que se centra en los tonos pastel es perfecta para crear el dormitorio ideal.

  1. Un suelo de parquet

De todos los suelos, el parquet es quizás el más popular. Uno de sus puntos fuertes es el calor que transmite al medio ambiente. El roble se encuentra entre las esencias más populares, y con sus notas claras pero cálidas, es perfecto para el dormitorio.

Gracias a la capacidad del parquet brillante para reflejar la luz, el espacio será aún más brillante. Además, ¡puedes caminar descalzo sin pasar frío!

  1. Textiles claros y claros

Para el dormitorio, la elección de los textiles es fundamental, teniendo en cuenta que estos elementos juegan un papel importante en el resultado estético general y, sobre todo, en la comodidad.

Si deseas tener un dormitorio acogedor y luminoso, no se exceda con patrones decorativos coloridos y elaborados, ya que corre el riesgo de sobrecargar la habitación. Esta regla se aplica a cortinas, sábanas y alfombras.

  1. Elige el camino del minimalismo

Acogedor no es sinónimo de carga y sobreabundancia, así como minimalista no equivale a demacrado o espartano. Con pocos elementos en la habitación, descansarás mejor. ¡Menos es más!

Cuanto más pequeña sea la cámara, más importante es vaciarla periódicamente mediante una ordenación precisa.

  1. Materiales e iluminación naturales

Para que tu dormitorio sea más acogedor, aprovecha la iluminación natural, pero también configura puntos de luz estratégicos en determinadas zonas.

Finalmente, prefiera materiales naturales para los accesorios de decoración: las mesas y cabeceros de madera harán que el espacio sea aún más cálido y cómodo.